Por qué son falsos los tópicos que dividen a culés y pericos

La rivalidad deportiva entre el FC Barcelona y el RCD Espanyol corre paralela, desde casi siempre, al afán de unos y otros de prevalecer en los espacios sociales y políticos de la capital y del país. El tópico describe a un Barça vinculado al catalanismo, al progresismo y la democracia, y un Espanyol no tanto, estereotipado como un club de catalanes incompletos del upper de Sarrià y del área metropolitana. Las críticas a la adhesión del Barça al Pacte pel Referèndum o la campaña #BarcaRompeEspana han reavivado estos equívocos con voluntad de polarizar la dualidad Barça-Español en el ámbito político.

En realidad, en las juntas directivas se ha visto todo tipo de posiciones ideológicas —independentistas, federalistas, franquistas… Lo mismo entre los seguidores: la variedad es tan amplia y colorida como la propia sociedad catalana. De todo eso se puede hablar ahora con más precisión gracias a las preguntas sobre la afiliación deportiva del CEO en la primera oleada del Baròmetre d’Opinió Política de 2017, publicada a finales de marzo. Es la primera vez que se pregunta. Los datos muestran que las diferencias entre culés y pericos son más pequeñas de lo que parece y demuestran la falsedad de algunos tabúes ideológicos.

El mismo marco ideológico

La encuesta muestra que tanto culés como pericos se mueven en la misma esfera ideológica. Si bien los aficionados del Barça solapan la media catalana en el eje izquierda-derecha, los del Español se mueven también sobre la misma área y sólo muestran variaciones con menor peso de la extrema izquierda en beneficio del centro-izquierda. Los dos principales clubes del país no parecen diferir ni oponerse nada en este aspecto.

Ni más ricos ni más pobres

Los ingresos mensuales por hogar de los aficionados del Espanyol no difieren mucho de los del Barça. Se encuentran en situación muy parecida. De hecho, los únicos despuntes de los aficionados pericos —las franjas entre los 2.401 y los 3.001€ y los 4.000€— no son muy significativos estadísticamente.

Independentistas o federalistas

Al echar un vistazo al recuerdo de voto del 27S de 2015 entre las aficiones de los dos clubs, tampoco se observan grandes diferencias sociológicas. Si bien la presencia de partidos unionistas duros es ligeramente más elevada entre los seguidores del periquitos, la diferencia real es que Sí Que Es Pot (CSQP) tiene un peso mayor entre los seguidores del Español en detrimento de JxSí. Así, mientras los azulgranas se mueven más bien en el marco de JxSí, los blanquiazules oscilan entre JxSí y CSQP.

ERC, En Común y el PDECat

Si nos centramos en el recuerdo de voto de las generales del 26J de 2016 veremos que se repiten los mismos patrones. En el caso de los barcelonistas se observa cómo ERC tiene un papel preponderante, con los comunes a más distancia y el PDECat en tercera posición. En el caso del pericos, sin embargo, el orden se invierte: ECP es el principal partido, seguido del PDECat y de ERC.

Identidades duales

La identidad es uno de los factores claves que marcan el voto. En las gráficas anteriores se advierte cómo los aficionados del Barça caen hacia opciones independentistas y los del Espanyol más hacia opciones federalistas. Respecto a las de identidades se observa el mismo patrón: entre los del Barça predominan las identidades “sólo catalanas” o “más catalanas que españolas”, mientras que entre los del Espanyol su identidad es de tipo dual y predomina la de “tan español como catalán”.

Muy partidarios del referéndum

Más tres cuartas partes de aficionados del FC Barcelona y del RCD Espanyol son partidarias de celebrar un referéndum de autodeterminación. De manera segmentada, dos terceras partes de los aficionados culés son partidarios de un referéndum sin autorización del Estado (47,37% en el caso de los pericos). La cuestión del referéndum no divide tanto a las aficiones de estos dos equipos de Barcelona.

Qué votarían en el referéndum

Caso de celebrarse un referéndum no acordado con el Estado español, las opciones partidarias de la secesión ganarían entre las aficiones de ambos equipos. De manera mayoritaria entre los del Barça y por una minoría, dependiendo de los abstencionistas, en el caso del Espnyol. Las tendencias entre ambos, nuevamente, no varían mucho.

Los datos proporcionados por el CEO demuestran que la dualidad Barça-Español no divide a la sociedad catalana, sino que la ejemplifica de manera muy viva y con características muy parecidas. Los culés son un poco más independentistas que la media del país, mientras que los pericos caen más al federalismo. Sea como sea, la realidad es que Barça y Espanyol son dos clubs que simbolizan las sensibilidades de un país al que no le da ningún miedo votar en un referéndum de autodeterminación.

Artículo original aquí.

 

Leave a Comment